18 enero 2006

CINCO EXTRAÑOS HÁBITOS TUYOS (o sea... míos)

Bueno al parecer este juego está rulando por ahí desde hace unos días y la culpa de que ahora me toque a mi la tiene Mar que me ha dejado esta tarea asegurando que yo debo tener miles de manías…

LAS REGLAS DEL JUEGO SON:

El primer jugador (fijo que fue algún bicho raro que se sentía sólo en su mundo de maniático y necesitaba confirmar si había más pendejos como él) de este juego inicia su mensaje con el título "5 extraños hábitos tuyos". Las personas que son invitadas (el resto de maniáticos de la red) a escribir un mensaje en su respectivo blog a propósito de sus extraños hábitos, deben también indicar claramente este reglamento (por si alguien es lento y le cuesta entender de qué va la cosa). Al final, debéis escoger 5 nuevas personas (eso para hacer amigos) a indicar y añadir el link de su blog o diario web. No olvidéis dejar un comentario en su blog o diario web diciendo:"Has sido elegido" y dices que lean el vuestro.

Veamos mis manías, que obviamente son bastantes más de cinco… pero bueno trataremos de condensar…

Manía uno: Hablo con las cosas.

Dije cosas, no personas o animales, con esos también hablo pero no es una manía, eso es una costumbre social.
Bueno pues si, hablo con las cosas, como si me oyeran, porque parto del hecho de que así es.
Pongamos que suena el teléfono y no lo encuentro dentro del bolso… mientras lo busco en el maremagno voy tranquilizándolo:

_ Tranquilo monín… ya va… es que no te veo… ¡¡¡Que yaaaaaaaaa!!! ¡¡¡¡¡Que te esperes escandaloso de mierdaaaa!!!!!!… joerrrrrrrrrr…. ¿¿¿¿Dónde te has metido bicho???...

Algo así más o menos.
Que el ratón no funciona bien... le pregunto que le pasa:

_ Y a ti ¿que te pasa ahora eh? ¿¿¿Tas tonto tú??? … Deja de dar la barrila y camina que no tengo yo tiempo para chorradas…. ¿¿¿¿tienes la bola tonta hoy????

Así hasta que lo destripo y le limpio la bola o le doy cuatro golpes contra la mesa…
Si busco un libro y no lo encuentro…:

_ Eeeehhhhh bonitoooooo …. Chiquiiiiiiiii, ¿¿¿Dónde estás escondido???? Anda sal que te voy a leer más bien… ¡¡¡Que te va a gustar!!!…
Si hay un cuadro torcido:

_ ¿El caso es llamar la atención eh? …. Y mientras lo coloco derecho.

Toda la vida he hablado con las cosas y ya no tiene remedio
¿Qué le voy a hacer yo si soy tan comunicativa?

Manía dos: Huelo a las personas.

Pero no es que las huela discretamente… las olfateo sin el más mínimo pudor. La mayoría de la gente que cree en la reencarnación asegura que en sus vidas pasadas fueron personas realmente importantes: Napoleón… Nefertiti… Julio Cesar… La madre que parió a Panete (que debió ser alguien importantísima porque en mi tierra se dice mucho)… Yo debí ser perro… Y ni siquiera un perro importante como el perro de San Bernardo… ¿o eso era una raza???. No, yo seguro que fui un simple chucho pulgoso y sin pedigrí alguno.
Bueno pues lo huelo todo, si no huelo no veo, cuando me da catarro estoy perdida en un mundo gris, y todo me sabe a triste.
Tengo olores preferidos: la gente que huele a café, tabaco, a regaliz, a chocolate… me parece de confianza.
Mi marido huele rico como a corteza de árbol pero suavecito.
Mi hijo de bebé olía a dulce de leche… ahora huele a tigre mayormente.
Mi madre; cuando yo era pequeña olía a tierra mojada… ahora huele a vejez y un poco a yogur caducado.
La gente que huele a metal, a desinfectante, a colonia fuerte, a naftalina… me da mala onda
La gente que huele a coliflor, a pescado, a sudor, a adrenalina… es que no se lava y me da asco.

Manía tres: Duermo abrazada a un almohadón.

De toda la vida… el almohadón no, estaría ya zarrapastroso, la manía es lo que es de toda la vida. Es algo así como la “frazada del manolito”.
Hasta cuando me doy la vuelta en la cama giro con la almohada pegada al ombligo. Si la pierdo entre el sueño, se jodió el invento, me despierto como si me faltara el aire y tengo que buscarla por la cama, por el suelo… y a seguir en el limbo.
No es una almohada especial, si duermo fuera no la tengo que llevar de casa ni nada, da igual, cualquiera sirve siempre que sea grande y agobie mucho.
Cuando se duerme en pareja esto genera muchas tensiones… somos cuatro en la cama, él, yo, sus ronquidos… y el almohadón. No es fácil conciliar el sueño y mantener la armonía con esa multitud.

Manía cuatro: Jamás puedo dejarme en casa la ropa que traigo puesta de la calle.

No es por cuidarla, incluso la puedo dejar tirada sin sufrir ningún problema existencial grave. Es que si me la dejo me da agobio horroroso. La indumentaria que en la calle es normal y agradable, en cuanto llego a casa me apriete, me pica, se vuelve áspera, me ahoga… hay días que más que quitármela me la arranco de cuajo. Me tengo que poner algo cóooooomodoooooo, vieeeeejo, gastaaaaado, estiraaaado, horrible… pero tremendamente agradable. Entonces ya puedo comenzar ha hacer cosas o tirarme en cualquier parte… según tenga el día.

Manía cinco: ¡¡¡por fin!!! Soy absolutamente incapaz de ducharme con los ojos cerrados. ¿Recuerdan los miedos infantiles? ¿Esos que te paralizan y te hacen sudar por culpa de algún monstruo extraño y espantoso?. Pues tal cual. Siempre he dormido a oscuras, si se va la luz me paseo tropezando tranquilamente por el pasillo adelante hasta el cuadro de luz, cierro los ojos cuando me acarician la espalda… en fin… pero ducharme y cerrar los ojos… ni de coña.
No creo que sea culpa el ver Psicosis en un momento temprano de mi infancia, porque no me imagino a nadie acribillándome a cuchilladas como el que cata un melón. No es eso. Es directamente miedo pánico al monstruo de la infancia, al ser horrible y fantasmal que te agarra y te fulmina... A la baba inhumano, cruel, bestial y sanguinaria que te defenestra sin remedio.
Así que me doy champú con los ojos abiertos, me aclaro el pelo con los ojos abiertos, me doy suavizante con los ojos abiertos… y salgo de la ducha con los ojos como si me los hubiera frotado con estropajo metálico… Soy gilipollas, lo se, pero no puedo evitarlo. Un día que le eché valor y los cerré por que estaba usando anticaspa y escocían tanto que ni a la fuerza los podía mantener abiertos… cuando los volví a abrir estaba mi marido tan tranquilo haciendo un pis… pegué tal grito que desde entonces mea sólo en el otro baño.

Venga!!!, ahora le paso el petate a mis queridos blogueros:

El Mullah: Por alguna razón me enternece y seguro que esto no le hace puta gracia.

Una Maruja: Estoy convencida de nuestro parentesco y la familia debe hacer actividades conjuntas.


Arkadiaz: Fijo que las tiene por kilos.

Perlimpina: Acabo de conocerla pero me cae divino


Biopuritas: Por el último post que lei de ella creo que alguna tiene...

29 Comentarios:

A las 19 enero, 2006 03:38, Blogger BioPuritas me lo dijo...

aaaaaajaja... si serás brujilla!
estemmm... voy a tener que ponerme a pensar, una está tan acostumbrada a una misma que no se me ha ocurrida ninguna todavía! te juro!
gracias por pensar en mi Pedazo... un beso enorme y ya me leerás con mis cinco manías!
:)

 
A las 19 enero, 2006 08:35, Blogger Perl Oui c'est moi me lo dijo...

Acepto el reto, pero ¿¿¿sólo cinco??? Va a ser difícil elegir... como cuando te preguntan cuál es tu libro favorito o tu canción preferida...
Pero haré un intento.

(Por cierto, me encantaron los tuyos, y comparto lo de la ropa de calle: ¿por qué un jersey sólo pica cuando entramos en casa?, es que somos raritos raritos)

 
A las 19 enero, 2006 09:06, Anonymous Fotomiradas me lo dijo...

Me gusto la forma de contarlas, jaja, quiza un poco fuerte en algun momento pero si eres asi.. se acepta.
COincido con la tercera mania, a falta de alguien a quien abrazar, cojo la almohada y .... no da mucho calorcito pero da una felicidad, supongo que hasta sonrio a la noche

 
A las 19 enero, 2006 10:11, Anonymous unjubilado me lo dijo...

Esto si que es una pandemia, no hay blog que visite que no esté con la gripe y algun@s por partida doble. En fin a cuidarse. Te leo desde hace ya un tiempo pero creo que no te había dejado ningún comentario; por lo menos esta enfermedad tiene algo bueno nos vamos conociendo unos a otros.
Saludos.

 
A las 19 enero, 2006 11:49, Anonymous roser me lo dijo...

coincido con tu mania de hablar a las cosas y pelearme con ellas.
no habia entrado nuca en tu blog.
saludos
roser

 
A las 19 enero, 2006 18:39, Blogger Arkadiaz me lo dijo...

Hola mi pedacitodecaos!!
Tenia tiempo que no te visitaba, ahora muy entusiasmado lo hago y ZAZZ!!...me encuentro con uno de tus sortilegios.
Ahora tendre que clasificar mi top-ten maniatico y despellejarme escribiendo sobre mis "introitos sicoticos" para hacerte el honor ante tu desnudez literaria.
me encantaron tus descriptivas manias....Tu marido debe ser el hombre mas feliz del mundo al comvivir tu casa, tu cama...y tus manias.
Mi primer beso del año para Tí

Te seguire visitando.

 
A las 19 enero, 2006 19:32, Blogger MU ARAE me lo dijo...

¡Me he meado de la risa con la imagen tuya con el pelo lleno de espuma, los ojos desorbitados del susto y chillando y la de tu marido asustado mientras le cortabas el pis con tu chillido!

Yo también hablo, desde pequeña pero con las cosas y lo que es peor, conmigo misma en voz alta...

Y huelo dulce, eso dice mi chico que a mi me huele a gloria. Yo también huelo mucho pero más disimuladamente!

Has saido contar tus manias con humor y eso me encanta. Espero que ahora no desaparezcas hasta las fiestas de carnaval...
Besos

 
A las 20 enero, 2006 19:36, Blogger cerise me lo dijo...

Conclusion....somos todos una pandilla de maniaticos con hábitos raritos.....

 
A las 20 enero, 2006 20:24, Blogger chocoadicta me lo dijo...

La cuatro también la puse yo! es que no puedo ir vestida igual por la calle o por casa...Y lo de los olores...te entiendo. Hay persona sque reconozco enseguida por su olor, las huele pero reconozco que soy discreta porque de lo contrario me miran "raro" :)

 
A las 20 enero, 2006 20:55, Blogger mara me lo dijo...

Jolas, soy nueva en tu blog, es la primera vez que lo leo, me enlace de un sitio a otro y acabe aqui leyendo tus manias, me ha hecho gracia por que la de la ducha me ha recordado a mi, tranqui no estas loca, o eso espero pq sino seriamos dos.

Saludos

 
A las 20 enero, 2006 21:08, Blogger Mango Rojo me lo dijo...

ah! el juego también ha pasado por aquí! comparto contigo la manía de ducharme con los ojos abiertos.

 
A las 20 enero, 2006 23:42, Blogger Fairywindy me lo dijo...

Anda que yo tambien le hablo a las cosas, en casa me dicen que estoy chiflada pero lo bueno es que veo que ya no estoy sola en este mundo de manias... je je je
Un beso

 
A las 21 enero, 2006 00:10, Blogger Xavsje Herz Von Vanille me lo dijo...

Las mas originales ja ja ja y comparto algunas contigo, como hablar con las cosas y la de no cerrar los ojos en la ducha.

 
A las 22 enero, 2006 13:56, Blogger Veva me lo dijo...

Ay, la primera vez que entro en tu casa y me he meado de risa en el suelo!

 
A las 23 enero, 2006 17:36, Blogger Ntra. Sra. del Caos me lo dijo...

Yo huelo a las personas... una mania. DEscubrir sus olores y extrañarlas desde lo primigenio de su olor.

 
A las 23 enero, 2006 23:43, Anonymous Carlos el hormigo me lo dijo...

La de los olores me encanta: es tan primitiva... La de hablarle a las cosas muy divertida ;-)

 
A las 24 enero, 2006 10:48, Blogger eloryn me lo dijo...

Hola guapa!
Yo coincido contigo en lo de hablar a las cosas (y si es con los animales, ni te cuento, que a mi perra la tengo frita) y en lo de oler a las personas.
Suelo hacerlo discretamente porque además tengo un buen sentido del olfato, cosa que tiene su inconveniente al acercarse a ciertas personas que no conocen el significado de la palabra ducha.

 
A las 24 enero, 2006 12:03, Blogger Veva me lo dijo...

je, yo me preparé las oposiciones dándole el turre a Golfo, mi perro (le gustaba Tales de Mileto especialmente) y tengo que hacer auténticas filigranas para olisquear a hombres muy de cerca pero sin que se enteren....es que si no no tengo la regla....(ya, el matrimonio era una solución, pero no le he pillado el tranquillo....)

 
A las 24 enero, 2006 22:35, Blogger Mar me lo dijo...

Ya sabía yo que tus manías iban a ser especiales...tanto como tú!
Besitos guapa!!

 
A las 24 enero, 2006 23:27, Blogger Veva me lo dijo...

hija, por insistir que no fuera!

 
A las 02 febrero, 2006 20:54, Blogger charlyboy me lo dijo...

hey, primera vez que visito tu blog, me encanto es la contraparte del mio..mi alter ego, me fascino..
un beso

que juego tan mas !"$"! pero asi es la red..a mi no me llego:( such a loser ja ja
un abrazo

 
A las 03 febrero, 2006 00:22, Anonymous vanessa lynn me lo dijo...

jajaja estan muy originales tus mañas,y debo confesarte que yo tambien hablo con las cosas y aunque no tengo fobia a bañarme con los ojos cerrados, ciertamente siempre me desagrada y me da ese miedo tambien. otra ves muy bueno tu post. besos

 
A las 09 febrero, 2006 17:33, Blogger Die Fledermaus me lo dijo...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
A las 09 febrero, 2006 18:38, Blogger melytta me lo dijo...

Qué vital eres chiquilla!!!!
Muchos besos.

 
A las 12 febrero, 2006 03:47, Anonymous noemi me lo dijo...

Te sugiero eso si, gotas para los ojos, que el jabón de la cabeza les escurre y los va opacando poco a poco....

 
A las 13 febrero, 2006 01:50, Blogger Inma me lo dijo...

¡Eres un aparato!
Yo también huelo a la gente y es curioso, porque no huelo la comida, pero sí a la gente. Creo que me quedó la costumbre después de leer "El perfume" de Patrick Süskind (te lo recomiendo si no lo leíste) en que estuve un mes olisqueando a la gente en el Metro hasta que alguno me miró mal y pasé al "olisqueo a discrección".
Me encantan los hombres que no usan perfume pero huelen bien, a maderita. Y las mujeres con olor a fruta. Tampoco me gustan como a ti los que se perfuman mucho.
Me rio mucho con tu blog, es una risa.
Chau, Inma

 
A las 15 febrero, 2006 17:17, Anonymous Adriana me lo dijo...

Hi! demasiada buenas las manías, sobre todo la de hablar con las cosas, tengo una amiga que lo hace y siempre me ha parecido muy cómico... y la de oler a la gente esa si me parece locura...

Saludos, tenía tiempo sin pasar por acá

 
A las 16 mayo, 2006 00:15, Blogger ENSALADA-DE-CHOCOLATE me lo dijo...

jajaa, esta muy bien, me lo he pasado genial, deberia de pensar yo en mis manias, si, da para un post y mucho masssssssssss jaja

 
A las 18 junio, 2006 20:53, Anonymous Carlos Martinez me lo dijo...

Me encanta tu estilo, me haces reir y pasarmelo bomba, cada cosa que te leo m gusta más y no puedo dejar de escribirte.
Yo precisamente tengo la mania de no tener manias, y despues de lo visto, digo yo si no será peor. O por lo menos más triste...

 

Publicar un comentario

<< Home